viernes, 3 de julio de 2009

.
"El Océano Atlántico es más salado que el Pacífico."

A eso se expone uno cuando lee indiscriminadamente. A quedarse clavada en una declaración temeraria y casi absurda. (¿Inútil, dices, banal...maravillosa?)

Pero sí, cómo no vaciar nuestra curiosidad y asombro en conocimientos de esos. Así como cuando supimos que las lágrimas a veces son unas y a veces, otras. Cuando se llora de felicidad, por higiene óptica o cuando lloramos de dolor, sufrimiento, la composición química de las lágrimas es diferente... mares salados y dulces (a veces los mares se llaman ríos)
.

6 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Es lógica pura: el Océano pacifico es pacifico, el atlántico, no. Esto se debe por los menores índices de sal en sangre, o en agua, mejor dicho. A menos sal, menos violencia, menos presión.
Conozco gente que al Océano Atlántico no le echa sal, esto confirma la sentencia.

Un beso, más bien de río.

jose fá dijo...

Jaja... iba a responderte muchas tonterías acerca de la dulzura, mejor dejo beso (de arroyo)

Buch dijo...

ME gustan esas declaraciones, concretas, sin inseguridades, que alguien lo dice. Como delante de mi casa, en un muro:

- Renata, estás muy buena.

El hablar no pretencioso. Las homilías para los curas.

ARACELI G.P. dijo...

Hola Jose fá...es mi primera vez por aquí, bueno en los comentarios, ya te había leído... me encantó este post.
Y también aprendí.
Bonito fin de semana para los tuyos!

Abril Lech dijo...

Pero es verdad... salado y mucho más frío... Y nos ha tocado a nosotros. De allí que todo se ha convertido en un tango.

:-)

Besos salados con gustito a yodo!!!

jose fá dijo...

Abril: tangueros bellos ¿y salados?
Ya lo decía yo, por eso hacen llorar

Máximológicopuro: No le pongamos, nunca, sal a los ríos, ni pimienta, su correr le basta

Araceli G. P.: ¡Hola, qué bien que vienes!

Buch: los caracoles tienen dientes