viernes, 9 de julio de 2010

El asunto...

Puede ser efecto de cuestiones climatológicas ¿cómo puede o no afectarnos esta lluvia que no cae y debería estar ya mojándonos?

Estoy esperando por un paquete en la centralita de camiones, decrépita, oscura y calurosa.

Mientras, llegan camiones, se van, sube gente, gente se baja, maletas van y vienen.

Puede ser efecto de medicamentos que para el dolor he estado tomando. El asunto es que...

¿por qué ese tipo saca su cel, marca y habla en cámara lenta? No es sólo él quien actúa de esa incómoda manera. Todos a mi alrededor se mueven como si estuvieran adentro de una pecera

El paquete no está, me dice el empleado exageradamente pausado. Busco personalmente en la libreta de recepción de paquetería, con lentitud extrema, y digo contando cada fonema: aquí está... Oh, dice él... buscaré ¿es una caja? Luego de pensarlo innecesariamente por una eternidad respondo: no creo, es un sobre (cuánta ambigüedad)... mmm, deje ver. Todos se mueven como sin querer. Aquí está, me dice, enarbolando un sobrecito mínimo... ¿El sopor veraniego de una tarde pueblerina?

Así ha estado siendo (¿ha sido?) todo lo que he querido escribir últimamente... (¡ocho verbos en esta línea!)

Anexo:
En una antigua tabla sumeria, que fue desenterrada a fines de la década de 1880, en Nippur (la región que hoy ocupa Irak, este poema que se considera como el más antiguo de amor:

"Novio mío, próximo a mi corazón, grandiosa es tu belleza -se lee en la primera línea-. Me has cautivado, déjame presentarme temblorosa ante ti. Novio mío, seré llevada al dormitorio." (Lo que él aparentemente hace.) "Novio mío, has obtenido placer de mí -continúa-. Cuéntale a mi madre, que te dará delicias; también a mi padre, que te dará obsequios."

Vaya.
-

12 comentarios:

Navo dijo...

Qué asunto(s) me parecen muy buenas esas imágenes: un sobre (que podría ser una carta), viajeros que se van y otros que regresan; pañuelos de despedida, sonrisas de llegada.

Te saludo desde acá donde llueve mucho, donde las treguas que dan las nubes apenas alcanzan para darnos cuenta que tenemos sed... (¿cómo se escribe sed en plural?)

Pina dijo...

buena pregunta, Navo.
Pero la sed es una singular palabra que siempre es plural... o es de todos al menos.
¿no?

jose fá dijo...

Puede serlo. De uno o de todos. Curioso, no es igual con el hambre. Las hambres. La sed puede pluralizarse si se habla de diferentes anhelos de bebidas o humedades: sedes no... ¿sededades?

Buch dijo...

Me pierdo un instante y sigue el talento. ¿Era pegajosa casi la estancia? ¿O era dulce de lenta?

Abril Lech dijo...

Un sobre que aún minimo encierra... tiempo.

Besos!!!!!!!

Miriam García dijo...

Qué lindo cambio de look!
Un abrazo
M.

(En esta ciudad el verano no aparece. Las noches siguen cubiertas por un manto de brisa cuando cerca de la playa, de neblina ya mas próximos a las faldas de la Rumorosa.

Extraño el CALOR Jose Fá,
y el desierto).

Pina dijo...

Sí, Fita.
Qué padre quedó tu casita de letras; ésta.

Un abrazo con agosto.
Tde he recordado todo el día. Noy es día de Fe, Esperanza y Caridad. Hace días me gtocó ver un cacho de la película.

jose fá dijo...

Pina: Aquí hay alguien que se llama Fe Esperanza Caridad... (Le dicen Esperanza)

Omar, Abril, siempre un placer. El sobre, miren lo que son las cosas, 20 ejemplares de la plaquette de CarloSánchez, Purobarrio, bien apretaditos, enviados por Raúl Acevedo, el Savín... llegaron tarde por eso tuve yo que recogerlos y reenviarlos, el purobarrio paseado
Les abrazo, hasta esos sures donde habitan...(EL sur es como LA sed)

jose fá dijo...

Buch.. cuánto te he buscado, no en tu nuevo blog que allí sí te he encontrado y tengo mucho que decirte al respecto, lo haré luego... Apareciste en el face y como un gato que ya sabes no te hallo, dime dónde...

jose fá dijo...

Buch, perdido... continuación: casi se me quedaba este:Abrazo llovidito

jose fá dijo...

Miriam, de verdad me da mucho, mucho gusto leer tus palabras aquí... ¿sabes? en Cananea no hay ese verano que extrañas y ni el sol de Hermosillo -que ni en las horas disfrutaste, chin, ahora caigo-. En mi pueblo no tenemos brisa pero ni de lejos el calor de esta serranía se parece al del desierto... Te abrazo, un regalo que menciones La Rumorosa, gracias

Buch dijo...

Isabel, lo del facebook lo dejé, porque apareció mucha gente que me invitaba a "eventos" o que quería ser mi amigo, gente que yo ya había olvidado. Así que lo cerré. A mi contigo, y con tres más me basta. Pero...¿no escribes?
Ardo en deseos de que me digas qué te parece lo nuevo. ¿Estará a la altura?