sábado, 26 de septiembre de 2009

TANGUERIO

Encuentro que Mario tan cercano desde Sidney habla como si supiera (porque sabe y anda en los caminos mismos y en las veredas iguales donde solemos extraviarnos tantos):


Cuidado, amigos, con la tristeza, con las alas rotas y los días
en silencio
Cuidado con caerle de bruces al pasado y cerrar
las puertas
del presente
Cuidado con decirle adiós
a un amor perdido
sin antes bien despedirlo
Cuidado, amigos, cuidado con ar ...repentirse
de lo que ya no tiene remedio
mejor será -en todo caso-buscarle otros labios
al responso.

Mario Licón Cabrera

Y leo a Máximo, certero, que dice que ahora te llamás otra y trae a mi memoria los espejos y las voces:

En el viejo cuarto donde te amé
velan mi sangre fantasmas usureros
restos parias corroen los muebles las paredes
¡falta envido!¡truco!
gritan los besos las caricias en el aire
te llamás otra ahora
y sos más en vendaval que trueno de mi corazón
y el espejo
ah el espejo guarda tu voz
el último registro ahogado
de cuando eras virgen.

Máximo Ballester


Y no me queda otra más que tirarme de cabeza a recuperar el polvo de aquel cuarto viejo, de los relámpagos que fueron verano y calor que parecía eterno:

el viejo cuarto aquel
lleno de sol
donde me amaste
dónde

ni la oxidada mentira memoriosa
puede resucitarlo

intento desde el vientre virginal de algún pasado
ese lugar hecho de viento y tablas

donde un libro introducción a la filosofía
fue el espejo roto
que no reflejó
ni una cama, silla, objeto
en la inversímil pared que no era tal
sino el trozo de un cerro

no estás tú ni yo, sólo mi cuerpo
de pie
desnudo
y derramándose
el agua fresca sobre la cabeza

un líquido verano que parecía eterno
pero que igual que el cuarto
dónde
que me amaste
ni en el relámpago de los recuentos
existe




3 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Estamos de cuartos, de nostalgias, de lo que se fue y fuimos en otro, de lo que no está. Estamos de fantasmas. Pero estamos de poema.

Qué bien uniditos están estos tres! Y qué bien completa la idea -y la renueva- tu hermoso poema!

Gracias por publicarme aquí y tenerme entre tus afectos.

Otrobeso!

Máximo Ballester dijo...

Ah, Falta envido y Truco son dos propuestas de un juego de naipes muy argentino: El truco. No sé si lo sabías.

jose fá dijo...

No, Máximo, ni idea tenía de lo que podían significar tales términos... Creí que era algo de mitologías

Y sí, Máximo, estás en mis afectos. Besito