viernes, 2 de octubre de 2009

.
Esto es un Abecegrama:

Acaba
Blanco como diamante el furioso gato humeante.
Incorporaremos junios, karma, leche, margaritas...
No ópalos, plumas, quelonios...
Rutinar sandeces te ubica verdaderamente
.
wolframio

xicaque
y zafio.

Éste, un Pangrama:

Los demonios nocturnos parecen ser humildes, no se dejan ver, desconocemos su belleza. En el furor diurno gozamos en las engañosas pompas de jabón que tapan nuestros ojos. Kafkianos, creemos padecer xeroftalmia y el demonio nos hace beber whisky y ajenjo.
.
.
Y ésto, que no tiene nombre:
No. Se olvida.
No sé: Olvida.
Vida: ¿Olseno?
(y es que la memoria cada quien la ejerce como Dios le da a entender ¿no? ¿No? Ni modo, yo así pude)
.

7 comentarios:

Buch dijo...

Te encanta jugar. Y eres tremendamente brillante, gato humeante.

Máximo Ballester dijo...

Hermosos tus juegos!
¿No habrá un besagrama?
Uno que se guarde en la memoria.
Mi saludo
mi abrazo
y mi beso.

jose fá dijo...

Así me llamaré, Buch, algunas noches, gato humeante. Otras , no.
Te abrazo siempre. (¡viva Cananea!, bien lo dijiste)

Máximo, puede llamarse acróstico ese:
boca que de lejos habla
espejo de distancia y roca
silueta de lo invisible
oráculo de la palabra

Anónimo dijo...

Yo soy un Zafio y Finústico!
siempre me gusta pasar por aquí
saludos, Fita!
NAVO

jose fá dijo...

Omar, el Navo: hay un montón de palabras con zeta, elegí zafio porque tú me la dijiste...
Un abrazote

Abril Lech dijo...

Alguien estuvo jugando con las palabras...

Máximo Ballester dijo...

Siiii, alguien estuvo jugando y me encantooo!!!
Gracias!!!