jueves, 29 de diciembre de 2011

Carta-Crónica para Emma desde Las Horas de Junio, 2011

"Cuando yo era joven podía recordar
cualquier cosa, hubiera o no ocurrido." Mark Twain
Emma.-

Ya lo sabía, claro, que me iba a perder, el miércoles, el Reconocimiento a Julio Ernesto Tánori, poeta que finalizó en Mazatán, hace ya algunos junios, su lectura con verso trepidante: "Escribo para borrarme" ("Escribí para definirme" dice Susan Sontag en sus Diarios... cada quien). Me perdí, también, en esa mi manera de llegar un día después de iniciado el encuentro, un total de 9 mesas, si redondeo la posibilidad a 5 lectores por mesa, no escuché a 45 participantes (¿será?)…

Mesa 10, jueves 2: Dos Franciscos: Luna, como moderador y Grijalva, lector... el segundo habla del salterio, concluye con el diapasón en su texto... calorón extremo en el día afuera y aquí hace frío, no te diré de todo lo que cada quien lee, sería difícil y para mi distracción, imposible, de Francisco y su lectura rescato algunos términos porque me gustan: canteras, gárgolas.

Ahora, una poeta de Irak que viene de California. Su rostro de rasgos dramáticos me hace pensar que encontrarlos en este norte es factible, no en el sur. "Las cosas eran secretos guardados..." (una y otra vez. Está bien, buena, rítmica y sonora frase para repetir aunque haya sido por un desperfecto en los micrófonos, parece que luego de incomodar a la lectora, nos choca a los oyentes, la literatura pierde sentido con los movimientos telúricos de la tecnología en complot; ella es invitada a leer en el pódium, dos microfonitos que funcionan muy bien ¿cuánto las palabras dependen de la voz en un encuentro de escritores? “¡Abracadabra!” se dice en el poema... "Olvidar es algo mágico. Algo estaba allí y luego se desapareció: ¡Abracadabra!" Pos sí, qué argumentar ante tal certeza.

Mauricio, poetoide (él lo dijo) chilanguísimo (lo dijo quién), Mr. Plow dice en su camiseta la chamarra de Homero Simpson. Lo que dice, declama, meroliquea, es fácil aparentemente, cadena semántica-sintáctica-el show: “consérvelo en lugar seco"
(Aquí dejo pasar ¡seis meses! para continuar descifrando mis notas del encuentro, el resultado es inevitablemente incompleto, parco y deshilvanado -inconexo, que ya de por sí, descontextualizado...): Sólo transcribiré lo que pueda descifrar...
- ¿quiénes son los culpables? lectura dramatizada que conmueve y pone en contexto algo que muchos de los presentes suelen o solemos olvidar

- Mesa donde leen Omar, Elnavo, Omar Bravo, Miguel Ángel Avilés quien comparte un texto que yo había tenido oportunidad de leer hace tiempo, y que habla de un cochi (en Tequistepec ¿recuerdas, Emma, de aquel cerdo que se robaron, se extravió o algo parecido y que voceaban por todo el pueblo?), divertido y cruel y/o certero. La literatura desde el que lee es cuestión de gustos personales, de circunstancias y experiencias únicas... Estos escritores son de mi gusto.
Lee aquí, Emma, por favor:
Viernes.
- LLego tarde a la lectura de Bruno, tanto quedije y me dije y blablabla...
- Chihuahua, tema en carne viva, país en fotos que todos vemos, de mano en mano por entre las filas
- Culiacán/Pérú (no entiendo qué anotación es esta) "el polvo del hollín y del pantano"
- Carlos Moncada nos da una crónica de la incultura en Sonora, habla de un libro, Cuéntame uno, y de la cursilería entre otros asuntos. Me gusta, hasta me río. Deseo ser más cursi, mucho...  Deseo ser crítica.
- Armando Zamora lee "Daguerrotipo a un fantasma", por o para Alejandro Aura
- Alfonso / "Virtuosismo"
- Rosario ¿"mi flor de amor"?
- Hadia: "Ayer estuviste en mí / hoy es otro día" (en efecto, pienso, ya siempre es otro día)
- Sharon. describir un día para morir... bueno, me digo, no necesariamente. Y recuerdo a mi abuela Isabel diciendo que uno no se muere cuando quiere.. salvo la suicida excepción, tengo que reconocer que es cierto.
- Mónica. Voz grave y oscura, educada para el micrófono, preguntaría... "el hipotálamo encosquillado, oh sí / "ser poeta: una bomba de tiempo "somos, ciertamente, peligrosos"
-No entiendo lo que de Olga anoté aquí. Sé que esta mesa, completa, me gustó.
- El Colectivo Intransigente. Megáfono-merolico "Te odio/amo" recuerdo a Oscar Liera con aquella obra en Nogales "Etcétera" (aquí me pasó algo muy raro, pero bastante común -raro y común, jeje, tengo que aprender-, antes de escribir "etcétera" iba a escribir "paréntesis" y otras argumentaciones/disertaciones y del pensamiento a la mano se me fue. Es mejor, seguro.)
- Mesa 17. Teresa modera
- mujer habla, algunas obviedades semánticas
- Alanís, prosa viajar en california, 2 notas
Luego pongo: Mayo - Iván Gómezcesar (no sé si le agradecí con suficiente entusiasmo la foto que me regaló de las horas del 2010, me gustó mucho, la foto y el detalle)
- Julieta, poeta seriecísima y joven. Mira qué bello lo que dice: "El grillo y yo saltábamos / ninguno de los dos buscaba lastimarse"
Dos presentaciones de libros: Juan Pablo Aldaco. Muy buenos poemas, de verdad. (Leo una nota que dice: J. P. anuncia que leerá poema erótico y eso me da risa porque le facilita al flojo lector/oyente su trabajo... ¿es de él esto:? "no quiero observar de lejos / la forma de tu sombra"
Mauricio Bares, divertido y solemne. Por solemne más divertido. Nos reímos y reímos como si no tuviéramos más nada qué hacer (y es que no tenemos más nada qué hacer, solo disfrutar)
- Iván Camarena. Epígrafe de Fidelia / Muerte / todos los poetas hablan de la muerte cuando... ¿qué de la vida? no entiendo mis notas, ha pasado mucho tiempo. Otro epígrafe, de Roberto Juarroz: "¿Qué es la poesía? / como posibilidad es imposible" (Puede ser que así haya sido el epígrafe)
- Luego lee David Muñoz, asiduo participante en lashoras
- Y Miguel Ángel Godínez nos obsequia una publicación pequeña. Gracias.
- ¡Ocho lectores!
- Daniel Charles
- tarot de lashoras
-una palabra para mí muy desagradable, no es prejuicio, me choca: monda
-Sylvia. Dos cuentos desde la dolorosa infancia
"Amapola, amapola ¿cómo puedes tú vivir tan sola..."

¡Ya leyó!

(No hay tortillas, hay solo pan.." Lalo Guerrero)
Un día nos fuimos al mar, allá leí. El mar… qué decirte. Muy bello, caliente y salado. El mar impávido frente a los poetas. Los poetas, pávidos, frente al mar-poesía (Pina se cayó ¡dos veces!... Ay)
Me disculpo, Emma querida, porque esto que nació con la intención de ser una crónica y carta ahora es cuento muy mal contado. (Considera mi buena intención, jaja) Te abrazo.

2 comentarios:

Lacorsaria dijo...

Un cuento mal contado de dónde no hay forma de despegar los ojos. Hipnotizante relato

Buch dijo...

Trepidancismos. UN beso