jueves, 22 de marzo de 2007

El ángel torpe

Este poema abre la boca
y se le escapan palabras
que huelen dulce y nombran
con énfasis gusano, ajonjolí
y verano desganadamente.
Está pudriéndose.

......Ya estoy aquí frente al metal
......y al gancho
......tengo escalofríos
......es tarea muy difícil aceptar el rumbo
......que decide seguir la carne
............(¿mi carne…?
.............¿qué es eso?
.............¿es acaso este montón
.............de orgánica materia que tiembla?)
......Hermano muerto, voy a platicarte
......estaba conservadita para consumirme en el invierno
......adentro de un frasco cubierto con encajes
......y decorado con yeso
......pero…
......ayer la pedrada hizo que la luz
......de pronto la sintiera negra.
......Rodé con los cristales rotos
......por los escalones
......caracol escalera cuestionándome
......¿qué he hecho?
......¿cuándo pronuncié mentiras?
......¿dónde quedó mi rostro yerto?
......Como supondrás, nadie respondía
......ay, hermano, y qué bueno.


......Abrí los ojos al silencio y escuché la palabra
......falsa que hizo nido en mi vientre
......y me dije:
......Que se vaya a la madre el asqueroso anhelo
......de dar a luz en huevos
......el amor arrastrado con penurias
......en esos lodosos caminos
......que ya no recuerdo.

......Desde entonces, hermano ya desde cuándo
......bien muerto
......el espejo se cree que soy otra
......las muecas y los ademanes turbios
......que a veces ensayo frente a su mirada que mira
......quién sabe qué lejanos muertos
......nos consuelan a veces
......de tanto desolado panorama
......y tanto discurso sin acento.

......Bueno, te decía que el gancho
......penetró con lujuria entre mis omóplatos
............(hueso triangular situado…
.............¿mis huesos, qué es eso?
.............¿acaso este montón de orgánica
.............materia
.............que no tiembla?)
......provocó el derrame caliente de mi sangre dulce
......pronto entre mis nalgas corrían los chorros espesos
......no puedo negar que fue satisfactorio reconocer
......en tal empuje
......el grito enfurecido de tu miedo.

......Mas ¿de qué te sirve
......me pregunto
......tener un ángel expuesto en el escaparate del viento
......si ya ni siquiera intenta las alas
......ni las plumas las recuerda?

......Cuando mi amante toma en la punta de su dedo gordo
......la certeza
......de mi angelical prestancia
......carcajea su deseo
......y mi vientre suelta espumas voladoras
......¿qué le queda?

......Le soplo mi cálido aliento corrompido
......a una pluma sucia
......que habita debajo de la cama
......tiritando
......y perdida entre recuerdos de ausentes vuelos.

......Mira, mis terrenales sudores se evaporan
......flotan desde que soy ángel
......mis gemidos no se escuchan
......sino en otra parte
......no en este lugar de humo y de niebla
......¿Y qué más decirte si ni me oyes?
......Tu olvido ni una sola vez ha parpadeado
......desde que te hablo
......con esta lengua emplumada
......que poquito a poco me asfixia
......las ganas
......de tenerme.

......La luna se arroja de bruces hacia el pozo oscuro
......para protegerse de mi feroz
......embestida
......desde que soy ángel
......la lluvia me perfora las alas
......agujera mis intentos de vuelo
......no quiere molestar –supongo
......sólo quiere juguetear
......pero cómo y qué bien jode
......esta ausencia reversible
......que nos moja
......y cuánto.

La piel a este poema cada voz que pasa
se le resquebraja más
no puede ya bailar
lo intenta y llena los pasillos de polvo
de alas de ángel

si tan sólo pudiera tocar y ser tocado…

Su ombligo tiene la forma
de una flor carnívora
retacada de insectos moribundos.

Por eso y otros incontables desencuentros
sellaré con clavos blandos
el ataúd de este poema muerto
para que ya no cante
el pobre
que la lengua
le apesta.

7 comentarios:

Mari dijo...

Hoy leo con una sensación extraña.
No busco entender, pocas veces busco entender. Sentir me basta.

Hoy sentí un revoltijo, jeje. No es sólo dulzura, hay tristeza.

Y algo muy extraño: hay alguna frase que siento que la leí antes. Pero no la leí yo. Qué raro.

Bueno, siempre leerte es una experiencia bella (a veces más extraña que otras, y a mí me gusta lo extraño)

Besos, Jo

Pamela Bram dijo...

Vaya rosario de flores...!

jose fá dijo...

sí, vaya rosario de flores. Gracias Mari por leer este poemota (sólo por lo extenso) y gracias Pamela por tu visita (ya fui a tu blog, gracias por abrirme la puerta)

TRuLy dijo...

Me quede sin palabras...

"si tan sólo pudiera tocar y ser tocado…"


Me gusto mucho el poema...

Un beso.

MUa!

Anónimo dijo...

Que tanto le hace falta a un cristal para estallar?, a una herida para derramar? y a un amor para la aversión?, solo una palabra mal colocada en un poema cuasi muerto o asesinado por su autor, solo un pretexto para no hacer lo inevitable en el limite del tiempo, cuando este tiende al infinito.

No me digas que no, ni que si, ni que quien sabe, dime lo que quiero oír, que el eco, el espejo y el péndulo, MIENTEN¡

jose fá dijo...

Anónimo: Dime por qué diría lo que tú quieres oír

¿el eco, el espejo y el péndulo mienten?

si la repetición y el reflejo, infinitos o no, son mentira, te lo digo

yo lo que quiero decirte es que sí, lo que quiero decirte es que no y lo que quiero decirte (y mucho) es que quien sabe ... pero no te lo diré

Máximo Ballester dijo...

Muy sentido, muy para mi lo recibo.