jueves, 17 de mayo de 2007

Llueve, amor

El dedo humedecido
nada.

Llueve tras la ventana
y los arroyos corren
desde enfrente del sudor.

Llueve
las goteras empapan las almohadas
y la sábana me moja
los cabellos.

Llueve
de los árboles escurren pájaros
con alas derretidas.
la cera de mi piel
en gotas
tiembla,

Afuera llueve
los charcos profundizan los caminos
las manos se deshebran
buscando la ola
en este mar de espuma.

Llueve
el agua corre entre los surcos
mi boca recoge
el olor a tierra mojada
de mi caricia
sola.

5 comentarios:

TRuLy dijo...

Que lindo te quedo!!

"la cera de mi piel
en gotas tiembla"

Que hermoso...


Pd: Me perdi del ciber mundo un tiempo, ya regrese :)
Espero estes muy bien, pase a saludarte y a dejarte un besote!!


Mua!


Anónimo dijo...

no encuentro la salida
no la encuentro, pero, ya ni la busco
escondida, tras la mañana, tras tus palabras, tras mis guegueres me enredo.

no salidas, no ángeles, no puertas.

me pregunto 22 vidas valen madre?

no afectan tus letras, ni las mías
pobres vidas, solo sirven para llenar periódicos.

a donde van esas vidas?
a donde van los sicarios?
a donde van los asesinos?

las madres que los parieron son de otro mundo?
nosotros ya estamos en otra galaxia?

yo no te reconozco, ni siquiera yo me reconozco, ni reconozco mi país, ni mi región, ni mi casa, ni mi tiempo,


que nos gano?

el horizonte nos chupooo a todos

jose fá dijo...

anónimo: Yo no te reconozco tampoco, deja por favor que sepa quién eres para contarte, decirte, para abrazarte y al oído susurrarte el miedo y el dolor... así no puedo

Mari dijo...

Bello.
Es que el agua es la forma en que veo a los sentimientos: se cuelan por todos los rinconcitos y van horadando despacio pero firme, quiera uno o no...

Besotes acuosos, je

maximo ballester dijo...

Hay que ver cómo llueve en vos. Aquí el bello testimonio la prueba preciosa. El mismo beso, la misma lluvia.