miércoles, 12 de diciembre de 2007

Aritméticos

En los hoteles siempre
me invade la embriaguez
me pierdo
todo se confunde ante mi vista
olvido los espejos
que ya he visto
de pronto mi imagen asustada
me sorprende
las puertas me parecen planos laberintos

demasiado espacio
dividido
que se multiplica

camino dando tumbos
no encuentro
sentido al geométrico acomodo
de las habitaciones
y el comportamiento absurdo
de los que allí se hospedan
los hace parecer
oriundos de un bizarro mundo

1 comentario:

Mari dijo...

Una sensación extraña, la de los hoteles, sitios desconocidos donde no termino de encontrarme cómoda...

Huele bien este escrito aunque no huela bien. Huele a que me siento así, como lo describís poéticamente.

Besos, Jo.