viernes, 26 de diciembre de 2008

Cabellos 3

Guías de foquitos blancos enredados en tres troncos delgados o ramas gruesas de árbol, pintada(o)s de blanco, de sus ramitas cuelgan tiras de cuentas de fantasía y al final de cada una de las tiras pende (oh, los sinónimos)una esfera de navidad, azul, blanca, dorada, plateada, sólo esos colores (no rojo, no verde)… un ángel desubicado también cuelga o pende (está suspendido, pues) al centro del luminoso escenario francamente exótico e impasible (impertérrito, impávido, imperturbable, indiferente) mira todo fingiendo que toca una trompetita dorada.

La pantera es genial, está sobre un lecho de espejos troceados. Sus ojos son blancos… al acecho de lo que no miran desde el pie de los troncos, las luces la bañan y a ella parece no importarle.

Quedo embelesada, pensando qué escribir de tal telón tras el que se ven los sillones para cortar cabello, teñirlo, ondularlo… más allá las mesas y sillas para poner uñas, maquillar…

Hace algunos años llegué, me preguntaron qué desea y dije cortarme el cabello ¿las puntas? No, todo, dije. Paco, sin titubeos, me respondió de acuerdo, hizo una trenza, antes de que se arrepienta, mencionó y cortó. Desde entonces ya no más cabellos largos, tan largos como los tuve. La trenza medía unos 40 cm y no sentí el menor de los remordimientos. Supongo que él mucho menos.

Me gustaron las manos de Paco en mi cabeza. Aún elijo que esas manos se muevan en mi cabeza. Me gusta pensar qué pensará él cuando usa sus tijeras en mi cabello, recordará tal vez que no ha pagado el recibo del gas, que tiene que llamar a su mamá, que tiene que dar clases… lo que si sé es que no me destrozará mi corte de niño (aunque se esmera peinándome, yo al salir aplasto y aliso lo más que puedo su peinado, como me gusta) Es un hombre tranquilo y gentil, es amable y tiene en su negocio una pantera que comparte una cortina de luces y esferas con un ángel despistado ¿qué más puedo pedir?
.

5 comentarios:

Buch dijo...

¡Qué vergüenza! Yo cambié a mi "Paco", Rafael creo que se llamaba mi Paco, porque abrieron al lado una peluquería con Peluqueras guapas y liantas. ¡Qué vergüenza, como disfruté de aquellas manos femeninas! ¿Pero de qué sirvió, a ellas no las tuve, en realidad, y mi Paco-Rafael no pude volver a mirarle a la cara. El me seguía saludando, por la calle, para mi tercera vergüenza. ¡Qué vergüenza!

víctorhugo dijo...

abrazos
(no de navidad ni de añonuevo: abrazos a secas)

Pina dijo...

Las manos de Paco. Me pregunto también, qué pensará mientras corta, o "saca punta", dirían algunos.

Abrazos de navidad y año nuevo; de todo y nada...aquí en la casa -¡nuestra casa!- ("su casa", dirían los del sur .. y los "amables")hay muchísimo movimiento. niños, adultos, comidas, idas al cine, caminatas desde el malecón.

Abrazos a todos los que se asomen.

... Sylvia dijo...

"Cada cabeza es un mundo..." Y cada cabellera una personalidad, dichosos quienes la tienen en sus manos (la cabellera)
Un abrazo cálido

Anónimo dijo...

Everyone loves it when people come together and share
thoughts. Great website, stick with it!

Here is my page ... anti cellulite treatment