sábado, 2 de agosto de 2008

recièn pasa la lluvia, luego de un dìa caluroso y sàbado
ha dejado tras de sí sus huellas diminutas
tan mojadas

ha traìdo los truenos
y a jalones
se los ha llevado

sòlo los charcos
y las ganas
nos deja en la melancolía
saborear

2 comentarios:

Anónimo dijo...

al menos deja eso...
aquí ya ni se sabe qué es la nostalgia...¿puedes creerlo?

pero yo sí lo sé y la lluvia no me robará nada; antes bien, me la renovará en la ventana que da al almendro que recién conocieron mis amadas visitas.

Abrazos con esperanza de llu vi a

Buch dijo...

Casi un haiku. De hecho, algo más que un haiku.