sábado, 3 de febrero de 2007

Con ella en el espejo


Un rostro sorprendido te descubre
despide señales agobiadas
mueve sus alas con furor
tratando de llegar a ti.
Acumula en tu mirada
avaricioso insecto
gestos.

En los párpados anidan barcos
caricias perezosas
recorren tu silencio.
Con su mano en el cabello
caballo marino
flotando
te peina.

Gota de mercurio volcada en el viento
en sus pupilas
se reflejan chispas delatoras
te espía.
Fogata apagada con llanto
envía mensajes
noticias te llegan de lluvias remotas.

Tu imagen revive tras el hueco líquido
cometa exiliada de húmedos dedos.
desconoces ese guiño cruel
que te cierra un ojo
tu ojo
ido para siempre a la otra orilla
arena silenciosa hundida en la niebla.

Cajas de madera repletas de grillos
resuenan en la noche turbia.
puedes ver tu eco en esta luna
que te reproduce y castra
quebradiza arruga
penetras dormida
y callas.

Frente a ti la boca
interrogante muda
murmura.
perfecta copia de tus labios
casi
lago congelado
botella con un niño muerto adentro.

No puedes dejar de hacer
lo que el simulacro transparente dicta.
Lengua cristalina
serpiente de río
de perfil el ser
de las dos
cabezas.

2 comentarios:

Mari dijo...

Ah, qué lindo...

Se siente bien la sensación de leer esta poesía.

Mirá que yo no sé de esto, eh? No soy "de letras". Pero sí puedo sentir sensaciones y noto cuando lo escrito sale del corazón o de la cabeza. Cuando sale de la cabeza no es que esté mal, sino que no me llega mucho.

Esto que escribiste parece melancólico en algunos momentos, sin embargo tiene la fuerza suficiente para llegar a buen puerto.

Lo que sea, no entiendo lo que dice, ya te digo que sólo lo siento.

Ahora estoy en un momento un poco explosivo, en otros momentos apenas digo "hola". =)

Saludos

JeJo dijo...

Espectacular ! Hermoso !
Cada palabra, cadra frase destila sentimiento.
Cada metáfora, perfectas, emociona.
De verdad hacía mucho que no leía algo tan bello.
Gracias por compartirlo.
Saludos.