martes, 6 de febrero de 2007

Todos los caminos
que llevan al mar
son húmedos
son llanto
gota
lluvia
saliva
...............y charco


Todos los caminos
que vienen del mar
son secos
son desierto
grieta
arruga
lagartija
...............y cacto

6 comentarios:

Marcos dijo...

Ninguno de los 2 caminos parece ser bueno, habrá otro camino?
Quizá hay senderos más transitables.
;-)

jose fá dijo...

Marcos: En realidad son los únicos que yo conozco: uno que viene del mar y va a otra parte; y otro que desde otra parte va al mar...
pero ambos son buenos y transitables, hay que hallarles el modo, hay que consolarlos para que no lloren y hay que llorarles encima para que no sigan secos

Gracias por venir

Mari dijo...

Qué hermoso.
Lo leí y sentí buenas sensaciones. Ahora veo los comentarios y digo: "¿qué es lo que leés?" Creo que leo sensaciones, muchas veces.

Releí.
Siguen pareciéndome preciosos. Es lo que tiene la vida, tenemos distintas visiones de lo mismo y eso es bueno.

Besos, Jo (me hacés recordar a la protagonista de un libro que me encantaba cuando era chica, le decían Jo. Ah, Josefa era mi tía.)

(ahora me tomo unos mates y después te contesto a lo que pusiste por otro lado)

Anónimo dijo...

Ah, la nostalgia.
Por aquellos días, este poema llenaba la seccion "Poemas de otros" en la austera página mensual de "quince minutos".
¿la recuerdas?

jose fá dijo...

usuaria no tan anónima:
jajaja, no recuerdo ¿qué era quince minutos?... qué pena

por otro lado, eso de "poemas de otros" siempre me entusiasma, porque siento que los poemas siempre son de otros, aún los que uno escribe

Un abrazo... muchos

Anónimo dijo...

La sección hacía alusión al libro de Benedetti. Y era una página en simple papel bond escrita a máquina (Olivetti). ¿Nunca te lo dije? Uy, tal vez sí, pero quizá no te la envié por correo normal, ¿o sí?; no, creo que no.
Y en la misma publicación lanzábamos problemas matemáticos a ver quién los resolvía. Aquel que llegaba primero con la respuesta y pocedimiento correcto ganaba una calculadora (excelente premio por entonces, dada la austeridad con que trabajábamos tratando de involucrar a los chavos; algunos han sido presidentes municipales ya y quizá hoy ni recuerden aquellos "quince minutos" de aquelos meses, je)
Saludos.