lunes, 5 de noviembre de 2007

Temporal

Con los ojos al revés. Puedo pasar mucho tiempo así, la cabeza colgada mirando al mundo de cabeza. El mundo de cabeza y yo también.

Algún día, muchos años después, Humberto me dirá que estoy loca, cómo se te ocurre hacer eso y disfrutarlo, sentí que me moría, dijo, incorporándose, asustado. No sabía porque nadie sabe, creo, que para cuando yo escribiera (transcribiera) sus palabras, él ya estaría muerto. Pero esa ausencia llegó más tarde. O muy temprano: el tiempo es una palabra.

Hoy cuelgo mi cabeza de 5 o 6 años; la mirada recorre el techo, el pasillo frente a mí, quisiera caminar. Corrijo: no quiero caminar como mosca. Quiero que el mundo esté al revés, pisar el cielo, estirarme para poder tocar el piso.

Cuando después miré aquella película, la tragedia del barco que se voltea, aluciné, creí, en un chispazo aún infantil, percatarme de que no hay nada nuevo, todo está pensado, dicho… todo el deseo se repite, es la historia de la humanidad, el motor que nos reproduce, dijera algún libro de texto: sentarse en las lámparas, hurgar aquellas esquinas reservadas a la araña.

En qué momento, cuándo enderecé los ojos, no puedo saberlo. Ya no puedo acostarme en una cama y tirar la cabeza hacia atrás y afuera para ver el mundo al revés. Sin embargo, aquellos eran, fueron, serían, otros días y aquí estoy: en este, aquel día, con 5 años, mirando un patudo recorrer la pared frente a mis ojos, sin imaginar siquiera que muchos años después recordaría cada una de aquellas patas moviéndose.


(extraresumen de novela)

8 comentarios:

Abril Lech dijo...

Me hiciste acordar a una experiencia lejana, la tarde en que un maestro de yoga nos advirtió: Hoy haremos posiciones inveridas. Desde el hoy el mundo ya no será el mismo para ustedes.

Créeme Jose fa: tuvo razón.

Abril Lech dijo...

Jose Fa:

Gracias por pasar por mi Blog!!!

De paso corrijo mis propios errores que se deben a que escribo a mucha velocidad, con las dos manos y sin mirar y no reviso luego. Así vivo comiéndome letras de todo tipo.

Donde dice -en mi comentario anterior- "inveridas" debe leerse "invertidas". En fin, creo que igual se entendía.

Vengo molesta a preguntarte algo que dejaste en el post del "canillita" que colgué anoche: ¿Qué son los "papeleritos"? No tengo idea... Contame cuando puedas.

Besos!!!

Abril Lech dijo...

Gracias por la explicación!!! Besos!!!

Máximo Ballester dijo...

Me enacantó esto. Imposible no acordarme de Kafka.

Ojalá no endereces más los ojos. Ojalá siempre cuelgues y se te caigan cosas bellas.

Un beso.

Mari dijo...

Estés con la cabeza para abajo o con la cabeza para arriba... me gusta cómo ves el mundo. Lo ves amoroso. Sé que es así porque tratás amorosamente a la gente.

Besos, Jo

Mari dijo...

Al volver a leerte me acordé: hace sólo una semana llevé a la escuela un texto para que leyeran los nenes.

Este:
http://www.temakel.com/mitomatacocreacion.htm

que comienza así:

"EL MITO MATACO DE LA CREACION

Hubo un tiempo en que la tierra estaba arriba y el cielo abajo."

Tosino de Sielo dijo...

Y seguró que colgao por los piez ve el mundo tal y como ez,
Bezos pa tí.

Buch dijo...

"Las esquinas reservadas a las arañas". Si que es cierto que nunca paramos por ahí.
Espectacular, hija. Danos de beber la novela entera. besos.