miércoles, 22 de octubre de 2008

Fábula

Hay mujeres que son como un sueño de la estética cuando sonríen
Yo no
Hay otras que derraman mieles y efluvios que seducen al más fuerte con palabras seductoras y la melodiosa voz de la chuparrosa
Yo no
Hay mujeres que caminan mostrando su cuerpo en contoneos que enloquecen a los hombres; mujeres que se mueven con la gracia de mil panteras
Yo no
Hay mujeres que se ponen camuflaje de colores para pasar desapercibidas en el arcoiris y su presencia es casi una maravilla óptica
Yo no
Hoy estuve a punto de matar a una campamocha que impávida vio mi pie acercarse. Quién le manda vestirse como pavimento, la descubrí de milagro… Las ventajas del camuflaje son cuestionables.

Jajaja, por supuesto que tiene moraleja…

.

7 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Aquí vengo en crucero a las playas mineras de Cananea Beach.

Aquí te digo que lo principal es que Hay mujeres.
Segundo que las hay -bendita sea- de todo tipo.
Y tercero que Josefa hay una sola, igualísima a ella misma, auténtica y llena de bellezas por dar manos llenas.

(Y en cada No de tu texto se me cae encima un balde de ternura)

Un beso bisilábico.

Máximo Ballester dijo...

Ah, me olvidaba:
¿me podrías contar la historia de la foto de tu perfil? ¿Si? Tengo curiosidad.

jose fá dijo...

Esa foto fue tomada en casa del hermano de mi papá, mi tío Maike,él, mi tío, horneó el pastel que se ve en el centro de la mesa. En la foto están muchos primos: Sabino, Leopoldo, Magdalena, Victoria, Román, Wenceslao, Lourdes, Isabel, Miguel, Reymundo, mi hermana, Lupita, José... otros. Y en el centro estoy yo, cumpliendo UN año y extendiendo mi mano para ofrecer no sé qué una paleta. Así estoy aquí, extendiendo mi mano...

Pina dijo...

y aquí vengo yo, saliendo de la primera función de cine después casi cuatro años sin.
ahhh cómo le hacía falta a este ser viviente sentarse y ver tranquilamentre un ingenuo film sobre perros fifís y otros no tanto

y olvidar que esa especie de lomo de perro estresado estaba ahí molestando en la espalda, producto del estrés de los días de trabajo...

por eso vine a repartir abrazos
a brazos y a manos llenas

hoy que también es octubre

jose fá dijo...

también y todavía

y aún en octubre iremos a Hermosillo

Abrazos otoñales.. jeje

Miriam García dijo...

las panteras ya no me asustan. soy una pantera. pero,¿cómo le hago para matar a una campamocha? -pinche animal.

un abrazo hasta cananea, desde mi ciudad loca tj.

Buch dijo...

¡Por favor! ¿Qué es una campamocha? ¿Y quien le puso un nombre tan espléndido?