sábado, 25 de noviembre de 2006

Apenas un dolor

… me duelen los caballitos, la rueda de la fortuna, el tiro al blanco, y el tiro al negro. Sobre todo me duele la mujer araña y sus lamentos; me duelen los payasos, las manzanas enmieladas; el algodón de azúcar (el azul más) y los enanos me duelen; me duelen los cacareos de las gallinas de mil alas, el hombre más fuerte del mundo, el tigre, el remolino chino y las carcajadas me duelen…

- Pero yo sólo pregunté si querías…

… y también me duelen los rifles, las municiones, el becerro de tres cabezas y el mundo de las serpientes; me duele y no sabes cuánto la mujer barbuda y el cielo de los espejos; y las fotos en llavero me duelen junto con los cohetes; me duelen los muñecos de cuerda, los elotes con mantequilla, los churros calientes y las sillas voladoras…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si todos los dolores fueran como éste... la vida serìa felicidad

Máximo Ballester dijo...

Y esos dias en que te duele la camisa que que tenes colgada en el guardarropas.

Y todo.

Pero que buena enumeracion de dolores.
Te imaginas hacer un poema con cada dolor. Porque cada dolor es distinto y supongo tiene matices. Y ahi no mas tenemos un libro: Dolor de las cosas.


UN BESO, sin dolor de besos. Ni de huesos.

jose fá dijo...

las lecturas son posibles, ambas
momentos en que el dolor es tanto que hasta una manzana enmielada duele
y nos duele un arcoiris si es que llega
y la piel si está despierta nos duele y si se duerme
también duele

Anónimo dijo...

Creo que no es dolor, es pena
pena de la buena.

Las cosas dan pena, los circos y las ferias, dan pena.

Nuestra patria da pena, nuestros políticos, dan pena.

Y si creo que mucha pena produce dolor, ...me duele la "democracia" mexicana.

your oldest-friend