jueves, 9 de noviembre de 2006

Si una noche despiertas tembloroso
sintiendo que el regreso es un camino cierto
que podrías pisar impunemente
ojalá recuerdes que el tiempo
se lleva sin remedio
al fondo de las cañerías
y a lo más profundo de las soledades
todo lo que a su paso encuentra
el fracaso las horas muertas y el otoño
a veces…

Será mejor que vuelvas a dormir
con la certeza de que sólo
pierdes un recuerdo amargo
que desde hace rato
apesta.

2 comentarios:

Azul caleidoscopio dijo...

Todavia no me repongo del "grito salado" y ahora esta lanza directa al pecho. Me lo busque. Y lo que es peor, me lo seguire buscando. Me encanta tu poesia.

Anónimo dijo...

recomiendo reponerte.
Con esta mujer nunca perderás la capacidad de la sorpresa.