martes, 7 de noviembre de 2006

qué digo
con este grito salado
que no sale

qué hablo
con el nudo lugar comunísimo
que machaca
mi palabra

sin tu boca y sin tu lengua
¿cómo haré para nombrarte?
¿cuál esquina del deseo
recorreré sin tu saliva
para guiarme?

sin tu ombligo para cabalgar mi pelo
¿qué demonios haré con este llanto
si no estás para beberlo?

amor
mi ausente

2 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Me encanto. Lo del llanto es buenisimo. Fijate que olvido lo triste que puede ser el tema pero que alegria poder haberlo escrito.

Bien!


El beso de siempre.

Anónimo dijo...

qué demonios!