sábado, 27 de septiembre de 2008

Dinámica grupal

Se trataba de una dinámica grupal. Las instrucciones: Leer y decidir cuál situación resolvería primero cada uno de nosotros (un grupo de 15 personas). Las situaciones:

El teléfono está sonando
El bebé está llorando
Alguien está tocando a la puerta
Comienza a llover y hay ropa en el tendedero
El agua está a punto de desbordarse del fregadero en la cocina

Un insignificante ejercicio para quebrar el hielo y conocernos.


Leímos, sopesamos las consecuencias de elegir solucionar tal o cual problema.

Mi razonamiento fue el siguiente: El agua desbordándose es lo que menos deseo enfrentar: cierro la llave, corro a ver el por qué del llanto del niño, lo tomo en brazos si es necesario, con él o sin él, pero ya sabiendo el por qué de su llanto, voy y abro la puerta; dependiendo de quién se trate lo invito a entrar y le pido me ayude con el niño mientras voy por la ropa (o viceversa). Si no le conozco le digo que espere afuera y regreso luego. Si lo del teléfono apura, volverán a llamar, me digo.

Listo, resuelto.

Interpretación: Rarísima, según mi razonamiento. La coordinadora pregunta:
¿quiénes decidieron que lo primero que hay que hacer es responder el teléfono?

Nadie

¿Quiénes fueron a ver al bebé?

Nueve

¿Quién fue a ver quién tocaba?

Tres

¿Los que optaron por correr a quitar la ropa del tendedero?

Dos

¿Quién consideró que cerrar la llave era lo más importante?

Uno

Hasta allí íbamos bien. Luego ella dijo: las personas que responden que el teléfono es lo primero, le dan más importancia al trabajo. Las que respondieron que el bebé: la familia es su prioridad. Si alguien eligió abrir la puerta, los amigos. Las que corren al tendedero consideran que el dinero es prioritario. Y, a ver, dijo ¿quién eligió la última situación como primera?

Levanté con inocencia mi mano.

Entonces, me dijo ella, tu prioridad en la vida es el sexo.

¿Me dio pena –preguntas?

No, me dio risa.

Yo no creo en los libros de superación personal. Ja.

.

4 comentarios:

víctorhugo dijo...

El teléfono está sonando
-que suene

El bebé está llorando
-biberón a tope con tequila

Alguien está tocando a la puerta
-que toque

Comienza a llover y hay ropa en el tendedero
-que llueva (¿que se moje?)

El agua está a punto de desbordarse del fregadero en la cocina
-eso sí es como para alarmarse (digo, ¿quién limpiará después?)

(lépera, ¿eh?)

un abrazo

Anónimo dijo...

es un buen pretexto para esperar a que llegue un plumero como los de las películas porno, jejej...

Anónimo dijo...

perdón... plomero

Máximo Ballester dijo...

Nooooooooo!!!!!!!!
Se supo. Y bueno, no podías guardártelo por mucho tiempo más, ja ja!