jueves, 19 de abril de 2007

"La facilidad de escribir cartas tiene que haber traído al mundo una terrible perturbación de las almas. Porque la que se va gestando es una relación con fantasmas y no sólo con el fantasma del destinatario. sino también con el propio (...) Escribir cartas significa desnudarse ante los fantasmas, cosa que ellos aguardan con avidez. Los besos escritos no llegan a destino, son bebidos por los fantasmas en el camino." Franz Kafka

1 comentario:

Mari dijo...

Hace poco espanté, sin querer, a unos fantasmas de esos. Usé el ring y apareció la voz. Los fantasmas se convirtieron en mariposas. Era cierto, cuando se ríe vuelan mariposas (y no vuelan en mi estómago, eso es lo curioso)

Besos, mirá que sigo rara (bueno, a ver, sigo como siempre pero pelín descentrada de mí misma por un rato)