viernes, 13 de julio de 2007

Este lo escribimos al alimón hace años, en La Bahía de Navachiste, Sinaloa, Joel Verdugo y yo:


Carta para decirte que:

El mar se nos está
creyendo cielo

Alberga recipiente
las estrellas venidas a menos
y al sol cuando se pierde

El mar llena su espacio
y algunos hipocampos se encabritan
y se arma el carrusel

La música no suena

El mar se nos está volviendo cielo
ya pone el azul en cada espejo
cuando firma

El mar de pronto se nos hizo
cielo
a punto de llover

Ya truena

Pd: en vacaciones ahora
seremos
astronautas

3 comentarios:

Mari dijo...

Me encantó!
Flota!

Besos flotantes...

Joel Alfonso dijo...

Es uno de los mejores poemas que he leído en mi vida. Siento como si estuviera ahí, acaso bien fumado y contigo. jv

JeJo dijo...

Cuanta belleza ! ...