martes, 17 de octubre de 2006

versiones para un desencuentro

primera:

Me dieron ganas de encontrarte
acorralado
luchando por quitar de tu memoria
el raro mecanismo de tu miedo;

me dieron ganas de encontrar
tu llanto en la congoja
de este día gris y moribundo
y, sólo hasta ahora, dolerme de tus ojos.


segunda:

Me dieron ganas de no hallarte
nunca.

Ni siquiera allí
donde el mar se desbarata
y se construye
en olas.



En el cuerpo de un hombre
una mujer puede hallar
agua para beber
o sed


estos días desde que me faltas
me duelen
como una astilla clavada
en el ojo
derecho

la noche es un desierto mojado
y en él
se ahoga tu recuerdo

recogí del viento los pétalos
para reconstruir la margarita
mientras digo
sí, sí, sí

así

amor

6 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Esos dias que duelen -sin ella los dias tardaban en pasar, cantaba Gardel- se ciernen como un yunque en el cerebro y en el alma.
y como nos sentimos,
y somos un monton de escombros, y , lo peor, nadie llama al camion recolector.

Un beso, que no lo pueda el desierto.

Pina dijo...

En el cuerpo de un hombre
una mujer puede hallar
agua para beber
o sed

este poemínimo también estuvo en la seccion Poemas de otros del "quince minutos", organillo del otrora itmar

Máximo: qué bueno es seguir encontrándones todos.

Fita, un día me gustaría llegar a Canapas y encontrar coleccionados los besos de Don Máximo. Los imagino reunidos justo allí en el sótano de tu casa, a un lado de aquella foto que tienes de Cortázar y su gato enarbolando la mejor biblioteca que tiene el barrio de Cananea Viejo.

Sigan los abrazos,


p.d. Don Máximo, está invitado al encuentro hispanoamericano "Horas de junio" de Hermosillo, Sonora, México, donde asistirá y se rendirá tributo a Ernesto Cardenal.

Máximo Ballester dijo...

El problema es como llego hasta alli. Claro que me encantaria estar y verlo a Ernesto y encontrarme con ustedes. Agradezco de alma la invitacion.

La razon -si es que se trata de descifrarla- de mis besos en saludos finales a Fita es sobre todo producto de estar yo consustanciado con su poesia, poesia de mujer que me enternece, a la que reconozco algunas veces como audaz y en todas como profunda.

Si no me equivoco el gato de Julio se llamaba Adorno, por el filosofo.
Ojala algun poema mio merezca por merito ocupar un lugar en esa biblioteca, no ya mis saludos.
Leer lugares como Canapas o Cananea viejo ya me suenan a miticos.

Pina y Fita les mando un beso a cada cual lo mas cronopio posible.

Hasta prontito. Y gracias por los comentarios dejados en mi blog, los valoro muchisimo.

Pina dijo...

Don Máximo:
Eres a toda Madre -como decimos en México- y apreciamos tu amistad, aunque sólo sea virtual.

Saludos.

p.d. Por cierto, he encontrado tanta afinidad en el perfil que publicas que me ha sorprendido.
Y bueno, eso de llegar hasta el desértico Hermosillo, la Ciudad del Sol, es como todo. Preguntando se llega a Roma.
De cualquier forma, faltan aún 7 u 8 meses para la fecha del encuentro, pero igual, si no podés venir, seguirás siendo un invitado muy especial.

jose fá dijo...

mira... yo dormida o quién sabe dónde y ustedes platicando con el tanto frío que hace... les invitaré una taza de algo calientito para seguir charlando, en este mítico Cananea como Máximo dice... les abrazo a ambos

Salud! dijo...

Qué rico café, Fita.
¿Qué harás ahora que lo digo?

saludos por los dos cumpleañeros de ayer y hoy domingo